El presidente Rafael Correa Delgado comparecerá el 15 de mayo, desde las 11h00 a rendir Confesión Judicial por la injuria proferida en contra del doctor Edgar Coral Almeida, conforme resolvió la Sala de lo Civil y mercantil de la Corte Nacional de Justicia.

El presidente Rafael Correa Delgado comparecerá el 17 de julio, desde las 11:00 a rendir Confesión Judicial, “bajo prevenciones de ley”, por la injuria proferida en contra del doctor Edgar Coral Almeida, conforme resolvió la Sala de lo Civil y Mercantil de la Corte Nacional de Justicia.

Es el segundo llamado que realiza la Sala a Correa Delgado porque no compareció a la primera convocatoria que debió efectuarse el 15 de mayo pasado, a la misma hora, cuando la Sala se constituyó en el Palacio de Gobierno para receptar la confesión judicial.

Si el Presidente Correa no comparece el 17 de este mes, “será tenido por confeso”, según determina el Art. 127 del Código de Procedimiento Civil.

La diligencia forma parte del proceso incoado en contra de Correa Delgado por reparación de daño moral por la injuria proferida contra Coral Almeida en el enlace ciudadano No. 206, del 29 de enero de 2011, realizado en la Cooperativa de Vivienda Pisullí, en el cual le califico de “traficante de tierras”.

Coral Almeida más de una vez pidió públicamente a Correa Delgado el derecho a la replica sobre la base de lo dispuesto en el numeral 7 del Art. 66 de la Constitución, pero el mandatario ignoró el derecho constitucional ciudadano.

El Presidente, quien reiteradamente afirma que cumple estrictamente las normas constitucionales, en el caso inobservó el Art. 66 de la Constitución de la República, que garantiza “el derecho de toda persona agraviada por informaciones sin pruebas e inexactas, emitidas por medios de comunicación social a la correspondiente rectificación, réplica o respuesta, en forma inmediata, obligatoria y gratuita, en el mismo espacio u horario”, así como “el derecho al honor y al buen nombre.” dispuesto en el numeral 18 del mismo artículo, el cual también dispone que “La ley protegerá la imagen y la voz de la persona”.

Cabe recordar que en el citado enlace Correa pidió a los moradores de Pisullí “que no lo dejen ni entrar”, contraviniendo el numeral 14 del mentado Art. 66, que garantiza “el derecho a transitar libremente por el territorio nacional y a escoger su residencia,…”. Los moradores de la cooperativa rechazaron la petición inconstitucional del Presidente.

En la sustanciación del período de prueba, Coral Almeida pidió la confesión judicial de Correa Delgado, diligencia que se cumplirá en el despacho presidencial, conforme lo determina el inciso segundo del Art. 127 del Código de Procedimiento Civil, por lo que la Sala de lo Civil y Mercantil de la Corte Nacional de Justicia se constituirá en la oficina del mandatario el 17 de julio, desde las 11:00, en el Palacio de Gobierno, para receptar la confesión judicial

Hasta el 28 del presente mes debe responder al presidente Rafael Correa Delgado a la demanda de reparación de daño moral interpuesta por Edgar Alonzo Coral Almeida, una vez que fue citado tres veces, con la respectiva boleta y puesto en su conocimiento el contenido de la demanda.

Nuevamente soy víctima de injurias y calumnias, del gobierno de turno a través de su Titiritero, el candidato a la Alcaldía de Quito, Augusto Barrera.

Han transcurrido 354 días desde que la Asamblea Nacional resolvió negar el pedido de autorización de la Segunda Sala de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia, para continuar con el proceso penal en contra del Presidente de la República, Rafael Correa Delgado, pero hasta la fecha no me ha sido entregada el Acta respectiva, documento sustantivo para continuar con el caso en las instancias internacionales respectivas, por injuria calumniosa irrogada por el mandatario en contra de mi persona.