Édgar Coral buscó otra instancia para continuar con su juicio por "reparación de daño moral" en contra del presidente Rafael Correa.

La Sala de lo Civil, Mercantil y Familia de la Corte Nacional de Justicia dio paso al proceso el 10 de este mes. Es decir, 161 días después de que Coral ingresara la demanda.

Él se sintió agraviado cuando el Primer Mandatario lo llamó "traficante de tierras de Pisulí", en el enlace sabatino número 206, del sábado 29 de enero. "Nunca más estos tipos por aquí, no les dejen ni entrar".

Esas palabras del presidente Correa habrían provocado "gran humillación, grave aflicción, social y moral y desprestigio frente a todos los ecuatorianos", alega el demandante. Edgar Coral, en principio, buscó entablar un juicio penal en contra del Ejecutivo. Pero la II Sala de lo Penal no tramitó su solicitud porque la Asamblea, el 26 de julio negó la autorización pues Correa tiene fuero de Corte en temas penales, La Sala de lo Civil, Mercantil y Familia de la Corte Nacional de Justicia calificó la demanda civil presentada el 2 de mayo, luego de más de cuatro meses. La sala está integrada por Galo Martínez Pinto, Carlos Ramírez Romero y Manuel Sánchez Zuray.

Esta instancia la aceptó a "trámite ordinario" y dispuso citar al presidente Correa.

En la demanda, Coral manifestó que Correa atentó contra su derecho al honor y al buen nombre y también instigó al cometimiento de delito, cuando pidió a los congregados en el enlace: "nunca más estos tipos por aquí. No les dejen ni entrar".

Cuando el Pleno de la Asamblea trató el posible juicio penal, los asambleístas de Alianza País defendieron a Correa.

Virgilio Hernández aseguró que "durante 25 años Pirulí ha sido víctima de estafa y extorsión de parte de gente como Coral". Su colega Mauro Andino aseguró que combatir a traficantes de tierra no era un delito.

En esa sesión, la oposición aprovechó para hablar sobre las veces en las cuales el Presidente ha ofendido a los ciudadanos